Welcome to Lacticups Breastfeeding Supplies Store

¿Cómo incluir a papá en la lactancia?

No falta quien piense que la lactancia exclusiva es un egoísmo de la mamá y que es injusto con papá porque él no puede pasar tanto tiempo con su bebé. Por supuesto que no hay nada más lejos de la verdad, porque si hay algo que no es egoísta, es amamantar. ¿Cómo podría serlo? Es dedicarse con todo el amor posible a esa nueva personita que vino a llenarnos la existencia.

Tendríamos que entender que la lactancia es la prolongación de ese tiempo de unidad entre mamá y bebé, que fueron dos en uno por nueve meses y que, aunque ya haya pasado el parto, lo siguen siendo. A los tres meses que le siguen al parto se les conoce como el cuarto trimestre, porque bebé y mamá siguen siendo uno y la lactancia es parte integral de esa conexión de alimento emocional y físico.

Es normal que los papás sientan que no tienen cabida dentro del idilio de ese dúo, pero aunque así parezca, también ellos pueden estar incluidos dentro de la lactancia, no para dar el pecho por supuesto, sino para apoyar y facilitar que su pareja pueda amamantar sin problemas. Un papá que apoya a mamá en eso está cuidando de su bebé de la manera más maravillosa. Hay estudios que demuestran que mientras más se reciba apoyo del papá, la nueva mamá amamantará por más tiempo y tendrá más confianza en sí misma para lograrlo.

Los momentos de conexión con papá son otros muy valiosos que suceden naturalmente o que pueden propiciarse. Aquí doy algunos ejemplos para incluir a papá en la lactancia y darle espacio para que establezca también ese vínculo de amor entre papá y bebé.

  • Tener contacto piel a piel con el bebé: dormir al bebé en el pecho, bañarse juntos, mecerlo y cantarle canciones son oportunidades muy lindas para establecer el vínculo fuerte y tener ese contacto físico que se produce con mamá durante la lactancia.
  • Pasar tiempo con el bebé cuando no está amamantando: una manera de apoyar a mamá es permitirle que descanse un rato y qué mejor que saliendo a dar un paseo con el bebé ya sea en el cochecito, o aún mejor en el fular o porta bebés para tenerlo pegado al cuerpo como lo hace siempre mamá.
  • Una vez que esté establecida la lactancia (luego de 6 semanas de nacido el bebé aproximadamente) y si mamá se anima a sacarse leche con el extractor, papá puede tener la oportunidad de alimentar al bebé. No hay que tomarlo personal si es que rechaza el biberón, pues ya sabemos que está acostumbrado al pecho y puede que no le guste tanto. De cualquier manera, papá puede también ayudar después de cada toma de pecho sacando los gases del bebé, por ejemplo.

Es bueno recordar a los papás que tener paciencia con su pareja es indispensable en los primeros meses de lactancia, ya que es ahí cuando se logra establecer ritmos y rutinas. Es muy importante que el papá de un apoyo amoroso, pues la lactancia exige mucho de mamá… es una tarea que a veces no es fácil y no hay nada mejor que contar con la presencia y disposición cariñosa de la pareja para que todo se dé con mucha más fluidez.

Como ves, aunque los papás no den pecho, pueden estar involucrados siempre y tener mucho contacto con el bebé para establecer los lazos de amor fuertes y necesarios para el bienestar emocional de todos en la familia. 


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published