We've helped over 40,000 Moms to Save their Precious Breastmilk with Lacti-Cups

Consejos para amamantar cuando tu bebé está resfriado o con gripe.

Por: Ana María Hanssen

 

Hay siempre una primera vez para todo en la maternidad y una de las que no me gustó fue la primera vez que mis bebés sufrieron de resfriado o se enfermaron de gripe. Sentir su diminuta nariz congestionada y verlos querer amamantar, pero soltarse porque no pueden respirar bien, es realmente frustrante.

Sin embargo, la clave para que el resfriado y la congestión se curen pronto es precisamente seguir dando pecho. Con más paciencia, claro, pues al estar congestionados sólo pueden succionar por unos pocos segundos para poder respirar.

Darle pecho a tu bebé congestionado es importantísimo porque la leche materna contiene anticuerpos especiales para la enfermedad que el bebé padece en un momento determinado. También porque cuando el bebé succiona, el movimiento en todos los músculos de su cara hace que se despejen todas las vías que están congestionadas con mocos.

 
Aquí te comparto algunos consejos a seguir cuando amamantes a tu bebé resfriado y congestionado:

 

  • Ponlo en la posición más vertical posible. Durante la noche, haz que duerma inclinado al menos 45 grados sobre alguna almohadilla especial para bebés (con todos los requerimientos de seguridad) o si duerme en cuna, inclina un poco su colchón. Cuando le estés dando pecho intenta en la posición en la que tú estás acostada boca arriba y el bebé boca abajo sobre tu pecho, completamente encima de ti, panza con panza con mamá.
  • Amamanta con mucha frecuencia, así le vas a dar a tu bebé todos los anticuerpos que necesita para pelear contra la gripe o resfriado, mientras lo mantienes hidratado. Prepárate para sesiones cortas pero frecuentes pues de seguro por la congestión y la dificultad para respirar tu bebé no va a querer amamantar por mucho tiempo en una toma.
  • Para ayudarle con la congestión nasal puedes usar gotas de agua salina o incluso gotitas de leche materna e introducir una bombita de succión en cada fosa nasal para limpiar los mocos antes de cada sesión de pecho. Si al bebé le molesta la bombita de succión con las gotas de leche y agua salina le vas a ayudar

 

  • Pon un vaporizador en un cuarto pequeño para amamantar ahí.
  • También puedes poner a hervir agua y una vez caliente, retirar de la estufa y ponerle unas gotas de aceite de eucalipto, salvia o menta para que se esparza en el ambiente.
  • No le apliques a tu bebé productos que tengan mentol, aceite de hierbabuena, alcanfor en la cara, nariz o pecho a tu bebé o niño pequeño. Productos como el Vicks VapoRub™ no son recomendables porque pueden causar problemas respiratorios y en el hígado en los bebés y niños pequeños.
  • No le des medicina para el resfriado a tu bebé menor de 2 años sin consultar primero con el pediatra.
  • Llévalo al pediatra para que te dé más recomendaciones y le haga seguimiento a su resfriado si no se cura en un tiempo razonable.
Recuerda que tu leche es la mejor medicina para tu bebé resfriado y que con tu amor y cuidados tu bebé se curará más rápido de lo que piensas.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published